Cómo está afectando el coronavirus al sector de la maquinaria agrícola

fabrica de tractores new holland

Medidas preventivas para los empleados, aplazamiento o cancelación de eventos, logística… El mundo de la maquinaria agrícola se adapta día a día a la evolución de la pandemia de coronavirus.

El coronavirus está en las noticias y afecta a la vida diaria de todos. La maquinaria agrícola no es una excepción, aunque por el momento logre mantener la producción y las entregas previstas. La mayoría de las empresas del sector de la maquinaria agrícola siguen las recomendaciones de la OMS y de las autoridades nacionales de cada país, con la prioridad de proteger a sus empleados en la medida de lo posible.

Para los gerentes y el personal administrativo, se propone el teletrabajo, incluso se recomienda encarecidamente. Para los empleados y comerciales equipados con portátiles se intentan crear soluciones que puedan adaptarse. Del mismo modo, los viajes están limitados o incluso prohibidos en los países más afectados por la enfermedad. Para reunirse, se prefiere la videoconferencia.

Eventos y férias agrícolas canceladas

Se cancela la feria Techagro, que estaba prevista que se celebrara del 31 de marzo al 4 de abril en Brno (República Checa), así como la SIAM, la feria agrícola de Marruecos (14 a 19 de abril). Para limitar los contactos, los fabricantes están cancelando o posponiendo sus propios eventos. Del mismo modo, las visitas a la fábrica se cancelan o se posponen.

Los plazos de entrega se mantienen por el momento

En las zonas de entrega de piezas de los lugares de producción, los conductores de camiones pueden tener la temperatura controlada o estar confinados en sus cabinas, y la descarga la realiza el personal de la fábrica. En las líneas de producción, el ritmo se mantiene actualmente. Aprovechando las regulaciones muy flexibles del Reino Unido, JCB ha reducido la tasa de producción de sus líneas de 39 a 34 horas por semana para anticipar futuros problemas de suministro desde China.

En China, el pico del coronavirus ha pasado y el país ha reiniciado sus fábricas. El impedimento para el libre flujo de mercancías está ahora en los puertos chinos. En algunos casos, las corrientes de transporte se han desviado por carretera a la India y finalmente se han enviado por barco.

Aunque por el momento no hay repercusiones en los plazos de entrega de tractores y maquinaria agrícola, sigue siendo muy difícil predecir el desarrollo de la pandemia y las consecuencias en la economía. En el caso de un escenario complicado, ya se ha informado a la Comisión Europea de que podría ser difícil cumplir los plazos para utilizar las existencias de motores según la antigua norma anticontaminación.

El 12 de marzo, CNH indicó que practicaría el teletrabajo para aquellos para los que esto es posible, distribuiría máscaras, llevaría a cabo una desinfección intensiva y una limpieza profunda de todas las áreas de trabajo y descanso, vestuarios y espacios cercanos. A pesar de ello, la empresa ya ha indicado que, de acuerdo con los decretos italianos emitidos a principios de la semana, puede tener que cerrar temporalmente las fábricas, en las zonas más afectadas, por un período de tiempo indefinido, decidido por las autoridades locales.